jueves, abril 16, 2015

"No comas frutas de la cuneta"

A mi siempre se me quedó grabado en la memoria un acertado comentario que llegó a mis oidos: "No comas frutas de la misma cuneta de la carretera. Estan llenas de hollín, mejor aléjate unos metros hacia dentro".

Con el tiempo averigué que no solo era por el hollín de la combustión  automovilística. También era el fumigado de cunetas de manera sistemática con venenos de la industria química.


Pero hace dos días, según leí por la prensa, eso se acabó. A partir de ahora, al modo "tradicional". Yo aplaudo tal decisión. Seguro que también aplaudieron muchos cuando dejaron de fumigar en avioneta las islas con DDT, durante los años setenta, "porque era bueno"... pero eso es otra historia.