lunes, septiembre 30, 2013

Cebolla


Dadas las circunstancias he decidido dedicar mi escaso tiempo libre a la cebolla, especialmente la roja o morada, la cual tan bien prospera en el suelo que piso.

Este suelo, de naturaleza volcánica, con gran capacidad de drenaje y poca de retener agua es ideal para el gusto de la cebolla, cuyo casi único gran enemigo es el encharque de sus raíces y consecuente pudrición de la planta.

Pocos bichos atacan esta planta. En mi experiencia del año pasado las hormigas fueron un inconveniente pues, aunque no atacaban la planta directamente, si evitaban su crecimiento al molestar continuamente alrededor.

En los bancales disperso una miseria de estiércol, y trabajo la tierra. Como aquí hace mucho sol echo cubierto de paja sobre el suelo para retener la humedad y capturar las ralentadas mañaneras, eso es el agua de condensación o rocío.

Así como hice el año pasado fue plantar a finales del verano, o principios del otoño, trasplantar una o dos veces durante el año para que tengan espacio, no les viene mal para engordar, y dejar crecer la cebolla hasta principios del verano, recogiéndola justo antes de que comience a echar la flor -una cebolla florecida es una cebolla picante-. En el último momento, cuando ya empieza a hacer mas calor, es cuando mas engordan.

Yo dejo ejemplares bonitos y no tan bonitos para que hagan la semilla del próximo año. Es una bola de flores muy bonita y olorosa que se levanta del suelo. Una vez polinizadas y ya bien secas cada flor aporta unas cuantas semillas pequeñas y negras, de fácil recolección.

El riego dependerá del año, pero esta claro que cuando hay calor y agua crecen por días. Si hay problemas de acceso al agua -es decir no puedes regar- sufrirán un parón sin duda, pero no es tan fácil matarlas.

Estos son mis comentarios acerca de la cebolla. Espero que sean de tu interés.


Agua para todos

Por poner una reclamación me cerraron el grifo. Dicen que tengo que renegociar el contrato, aunque son rumores. A mi no me verán por ahí en un buen rato.

No a la privatización de servicio de abasto de agua.

El acceso al agua es un derecho, nunca mas un privilegio.


Quien quiera cultivar la tierra debe tener derecho a regar.