jueves, noviembre 28, 2013

ElMacetohuerto - Blog en Gran Canaria

Con mucha información y vídeos interesantes, así como enlaces comerciales de interés para aquellos interesados en la agricultura ecológica en la isla de Gran Canaria ElMacetohuerto ofrece una interesante variedad de contenidos.

En su descripción, una declaración de principios universal:

Esta es una historia real que demuestra paso a paso que es posible cultivar un huerto "ecológico" en tu casa, casi sin importar donde vivas. Tan sólo necesitas sol, agua, entusiasmo, lo más importante algo de interés y amor a la naturaleza. Un tomate cultivado por tí de forma totalmente natural sin pesticidas,herbicidas, ni abonos químicos, tiene el indescriptible sabor de la satisfacción personal. 

lunes, octubre 21, 2013

¿Cuánto mide una fanega? - Comentarios sobre las palabras y la medida de la tierra

El lenguaje conforma el mundo. Solo en él existe el espacio, físico y temporal, por el que el ser humano navega. Las palabras crean lo que nos rodea, y con frecuencia tendemos a olvidar esta realidad radical (y por radical entendamos de raíz). Quizás por eso la palabra cultura se refiera a la ancestral tarea de cultivar, piedra base de cualquier civilización.

Siempre me llamó la atención la manera en la que una fanega (aquí en las islas se dice fanegá), medida de una finca que por aquí en Telde viene a ser unos 5.555 metros cuadrados aproximadamente, podía variar de tamaño en función del lugar, siendo extremadamente variable. Una fanega se divide en 12 celemines (que en esta tierra se pronuncia selemines), y quizás correspondan a unos 460 metros cuadrados, descontando los pasos y riegos necesarios.

Y es que es una palabra antigua, de un tiempo en que la tierra no solo se medía en metros cuadrados (eso es mas útil para la labor urbanizadora), un tiempo en que la fertilidad de un terreno quedaba incluida en el término mencionado.

Pues la fanega se refiere a una medida no solo de superficie sino también de volumen, entiéndase cosechado, quizás la medida de una cosecha óptima según las técnicas tradicionales, y por ello permite la objetiva variación de superficie para primar, en su significado, el grado de fertilidad de la tierra. Un lugar húmedo y fértil requerirá menos superficie para obtener esa unidad. Un lugar seco y pedregoso quizás requiera mayor superficie para alcanzar el mismo volumen de cosecha.

En este caso el lenguaje permite comprender con mayor veracidad la actividad agrícola. Una sutileza incomprensible en un mundo tecnificado que aplica técnicas industriales a la agricultura, y que mide las superficies -de manera ficticia y engañosa, no lo dude- en décimas de metro cuadrado.






lunes, septiembre 30, 2013

Cebolla


Dadas las circunstancias he decidido dedicar mi escaso tiempo libre a la cebolla, especialmente la roja o morada, la cual tan bien prospera en el suelo que piso.

Este suelo, de naturaleza volcánica, con gran capacidad de drenaje y poca de retener agua es ideal para el gusto de la cebolla, cuyo casi único gran enemigo es el encharque de sus raíces y consecuente pudrición de la planta.

Pocos bichos atacan esta planta. En mi experiencia del año pasado las hormigas fueron un inconveniente pues, aunque no atacaban la planta directamente, si evitaban su crecimiento al molestar continuamente alrededor.

En los bancales disperso una miseria de estiércol, y trabajo la tierra. Como aquí hace mucho sol echo cubierto de paja sobre el suelo para retener la humedad y capturar las ralentadas mañaneras, eso es el agua de condensación o rocío.

Así como hice el año pasado fue plantar a finales del verano, o principios del otoño, trasplantar una o dos veces durante el año para que tengan espacio, no les viene mal para engordar, y dejar crecer la cebolla hasta principios del verano, recogiéndola justo antes de que comience a echar la flor -una cebolla florecida es una cebolla picante-. En el último momento, cuando ya empieza a hacer mas calor, es cuando mas engordan.

Yo dejo ejemplares bonitos y no tan bonitos para que hagan la semilla del próximo año. Es una bola de flores muy bonita y olorosa que se levanta del suelo. Una vez polinizadas y ya bien secas cada flor aporta unas cuantas semillas pequeñas y negras, de fácil recolección.

El riego dependerá del año, pero esta claro que cuando hay calor y agua crecen por días. Si hay problemas de acceso al agua -es decir no puedes regar- sufrirán un parón sin duda, pero no es tan fácil matarlas.

Estos son mis comentarios acerca de la cebolla. Espero que sean de tu interés.


Agua para todos

Por poner una reclamación me cerraron el grifo. Dicen que tengo que renegociar el contrato, aunque son rumores. A mi no me verán por ahí en un buen rato.

No a la privatización de servicio de abasto de agua.

El acceso al agua es un derecho, nunca mas un privilegio.


Quien quiera cultivar la tierra debe tener derecho a regar. 

miércoles, marzo 27, 2013

Si no vivieramos en estado de guerra

El huerto ha vuelto ha brotar. Desde hace casi un año vuelve a tener manos que se preocupan del mismo. No hay imágenes ni entradas publicadas pero era -y aún parece ser- necesario.

Desde hace uno o dos meses ha comenzado a experimentar problemas de abasto de agua. Hay una acequia cerca, por suerte operativa (un vecino que quiso plantar papas se vio obligado a poner una tubería "reciclada" del mundo de la construcción de al menos 500 metros), y podría fabricar un "estanque grande" para al menos poder pedir una hora de agua (mas que pedir probablemente rogar). Agua de galería. Mas económica que la desalada.

Porque hace años la huerta pidió un alta de agua de riego en la empresa Aguas de Telde, G.I.S. , de agua de la desaladora como la que sale por el grifo de los hogares teldenses, que parece ser que entrega el dinero recaudado tras tapar los agujeros a Agbar, que a su vez es de una empresa francesa... No sé dónde se llevan el botín los piratas.

Siempre experimenté algún que otro problema en el suministro del preciado líquido, y asimismo siempre quedaba solucionado al día, o a los dos días lo mas. Pero ahora es distinto.

Van para dos meses sin agua. Un día hay, a la semana siguiente nada... Podría ser ineficacia, problemas técnicos, un boicot, venganza... No sé porque, pero no hay agua. Y este año, seco como el anterior. (¡Liberen la tecnología para hacer llover ya!). Puse una reclamación, y ahora he de leer la contestación (de qué me sirve si no hay agua), y a reclamar a Barcelona, y un sin fin de cortafuegos administrativos e institucionales.

Si no viviéramos en un estado de guerra cada persona que quisiera reverdecer la tierra tendría derecho al agua. Y cada persona tendría derecho a un cobijo digno. Y el conocimiento sería libre. Y tantas otras cosas que cambiarían.

viernes, febrero 08, 2013

Comentarios sobre la poda y sus diferentes variantes desde un punto de vista personal

El huerto es una buena manera de comenzar a mirar las plantas, porque en un corto periodo de tiempo -tres, seis, nueve meses...- vemos como una semilla se transforma en planta, y según como, sus flores en frutos. Un milagro de la naturaleza. Así pues, en pocas temporadas comenzamos a observar y experimentar con las técnicas de cultivo y encontramos en nuestro camino una manera siempre particular de hacer las cosas. El camino esta señalado entonces.

Sin embargo, en lo relativo a árboles y plantas de jardín de media y larga vida, aprender algo se hace bastante mas lento. Requiere la misma atención, pero los resultados son visibles solo con el paso de las estaciones y de los años.  La poda, o mas bien la acción de "encauzar la energía" de las plantas y asimismo de los árboles, si bien practicada, ayuda a aumentar la cosecha, engordar los frutos, hacer las flores mas hermosas y en general a permitir que dichas plantas y árboles alcancen su mayor potencial.

Como siempre, lo primero: Mirar.

Saber contemplar un árbol y comprender cual fue su primera temporada, los accidentes de la vida, su crecimiento y ramificación, etc. es un arte en sí. Hay árboles tan antiguos y tan asombrosos. Tras mirar un rato comenzaremos a ver.

Por otra parte contemplaremos siempre la unicidad de cada árbol y planta, el lugar y el tipo de suelo, el soleamiento y su respuesta vital frente al paso de las estaciones. Esta visión te permite saber -sin tener que consultar- cuando puede ser el mejor momento para meter tijera.

De esta mirada con voluntad podremos evaluar cual es el vigor de la planta, es decir, con cuanta fuerza ha contado el año anterior para lanzar nuevas ramas. Un árbol con poco vigor no debe ser podado, quizás ni siquiera la leña seca pues significa que esta intentando sobrevivir a alguna inconveniencia. Sin embrago un árbol con mucho vigor -lances del año anterior grandes, chupones ...- agradecerá una tijera bien dada en el momento adecuado.

Pasamos entonces a la siguiente etapa: Pensar.

La poda, según sea su intención, puede ser de formación o de fructificación. La poda de formación es necesaria en los dos, tres o cuatro primeros años de vida y consiste en disponer el porte inicial, una fase de crecimiento que si bien visualizada ayudará mucho al árbol (o parra, o rosal) en su vida posterior. También puede ser necesaria cuando hace muchos años que se ha dejado el árbol asilvestrado, o sin una poda adecuada. Esto incluye también árboles antiguos, que suelen agradecer una segunda vida.

La poda de fructificación tiene por objeto que el árbol aporte la mayor cantidad de fruta, que el rosal disponga las mas hermosas rosas y que la parra aporte sus mejores racimos. El criterio para la acción -según esta particular visión de este mundo vegetal- es muy parecido en todos estos casos. Una nota al margen: Este texto se refiere única y exclusivamente a la poda cuyo propósito es la formación, floración y fructificación. Olvidémonos pues de los setos, que tanto mal hacen a muchos arbustos, especialmente en su interior.

Otra cuestión a contemplar es la diferencia entre poda en verde y poda en seco. Poda en verde son aquellas acciones que se realizan en la fase vegetativa, es decir, cuando hay mucho crecimiento. Acciones como quitar chupones y la poda que se da en los árboles cítricos (o en general perennes) son ejemplos. Esta poda, muy delicada pero muy útil a la vez se diferencia de la poda en seco, la cual se realiza en el momento en que la actividad vegetativa esta en su menor nivel, generalmente (en el hemisferio Norte) durante la primera luna menguante de Febrero.

Apuntar una vez mas el carácter excepcional de cada planta, árbol y organismo, cosa la cual debe ser contemplada en esta fase de análisis de lo visto.

Y en consecuencia: Actuar.

Hay una máxima que me fue revelada hace unos años: "Lo seco me lo quitas". Es decir, toda la leña seca y muerta así como flores marchitas, es muy recomendable que sea eliminado mediante tijera y serrucho.

Dicho lo cual, comentar lo siguiente: El asunto de los talones y los nudos. Solo las ramas del año anterior son las que darán flores y frutos. Sabiendo esto, el objetivo consiste en dejar unos talones (ramas del año anterior cortadas) en los que dejamos dos o tres nudos desde su arranque, que es de donde brotarán las ramas del próximo año. Saber evaluar, en función del vigor, de cuantos talones y nudos debemos dejar es tarea muy delicada que tan solo los años de trabajo sobre los mismos árboles nos permitirán saber si acertamos o no.

Apuntar al final que, una vez las flores han sido polinizadas y los frutos comienzan a madurar, es posible mondar -eliminar la mitad de- la fruta.

Podemos equivocarnos, pues es así como aprendemos. Pero perpetuar equivocaciones es un grave error. Y para ello lo mas importante es mirar y ademas fijarse. Gracias por tu interés.