sábado, octubre 13, 2012

Aloe Vera y puntos blancos

La planta de Aloe Vera, como cualquier otra planta, esta sujeta a cierta confusión a la hora de ser identificada. Existen muchas variedades de Aloe que varían la morfología de la planta, su floración y sus características. En mi opnión una buena manera de asegurarse de la variedad de Aloe que tenemos delante es observar la floración.

El Aloe Vera se caracteríza por unas flores amarillas con forma de huevo alargado, en racimos y por lo comun en forma de tridente. Estas flores, polinizadas por diversos insectos son las que generan gran cantidad de hijos que, cuando dejados a su libre crecimiento acaban por ahogar a la madre.


Existe una bien fundada polémica acerca de los puntos blancos que pueden o no presentar las plantas de Aloe Vera. En mi opinión, los puntos blancos de las plantas de Aloe no responden a una característica genética y pueden o no aparecer, probablemente debidos a ciertas características del suelo, la humedad y el soleamiento.

En mi experiencia he visto los puntos blancos en plantas siempre jóvenes, aún sin florecer, y acaban desapareciendo con el tiempo y el crecimiento. De alguna planta madre, que no presenta los puntos blancos, aparecen hijos que sí los presentan, como se ve en las imágenes que acompañan a este artículo.


Comentarios y experiencias personales al respecto son bienvenidos en este artículo.