viernes, junio 10, 2011

Como alimentar la tierra

Mucha gente, en su proceso inicial de acercamiento a la tierra, comienza a observar la gran diferencia que existe entre un suelo pobre, sea de la naturaleza que fuera -arcillosa, volcánica, arenosa, etc...-, y un suelo rico y oscuro, abundante en materia orgánica y en definitiva de vida, capaz de alimentar a una buena parte de las plantas de la huerta y del jardín.

La estructura del suelo la mejoramos aportando nutrientes y microorganismos al suelo. Una o dos veces al año aportaremos estiercol (curado), compost e incluso mejor ambos ya sea a pie de planta o arando la tierra. Esto es muy recomendable. Y así mismo, a lo largo del proceso de crecimiento y floración podemos aportar abonos orgánicos ecológicos elaborados mediante el fermentado de materia orgánica, tema el cual será un futuro artículo en esta web.

Fermentados caseros -de dosificación y naturaleza variable, requieren un esfuerzo de experimentación local y propia en su formula y proceso de elaboración- o comerciales (la dosificación y el tiempo y frecuencia de aplicación vienen "escritos") son un insumo que aporta nutrientes en gran medida esenciales para el desarrollo de una agricultura ecológica altamente competitiva y con posibilidad de desarrollarse en toda su amplitud en un futuro no muy lejano.

1 comentario:

Carola dijo...

Ojala cada vez se afiance con mas fuerza la agricultura ecologica. Espero el articulo!

saludos

Carola