lunes, febrero 21, 2011

Un jardín para todos

árbolcerezoUn jardín es un espacio muy especial. Existen tantos jardines como personas que los trabajan y disfrutan, y la noción sobre como debe ser diseñado, plantado y mantenido es muy variable. Desde el control absoluto de las formas vegetales subyugadas a las formas geométricas -jardín tipo Versalles- hasta las nociones del maestro japones Fukuoka -donde la acción humana en el equilibrio de la naturaleza es mínima-, pasando por el jardín Inglés -un control en el cual se busca la aproximación a las formas amables mediante el control y diseño-, las posibilidades son infinitas.

Hay jardines grandes y pequeños, interiores y exteriores, controlados y salvajes, amables y abruptos, urbanos y rurales... hay tantos jardines como personas que los cuidan.
Por lo tanto, ya sea para diseñar y plantar un jardín nuevo o para retomar uno existente, es obligatorio plantearse que tipo de jardín es el que deseamos, y cual es el objeto del mismo en nuestra visión de la vida. De esta reflexión depende en gran medida que nos sintamos satisfechos o frustrados con el entorno que nos rodea mas allá del techo que nos cobija.

Por otro lado el movimiento en el jardín, el cambio en el tiempo a medida que las plantas crecen y encuentran su lugar es otro factor determinante. Plantas y árboles son seres vivos y en constante cambio. Nuestra propia percepción de este mundo vegetal crece y cambia constantemente a medida que nos interesamos y miramos con atención en el tiempo. Esta cualidad es una de las mas apreciadas en la jardinería y su contemplación no puede sino ayudarnos a sacar el máximo partido del jardín a la vez que disfrutamos aprendiendo.

Sea cual sea tu jardín, al fijar nuestra atención en ellos abrimos una puerta hacia un camino apasionante de desarrollo personal y disfrute. Si acabas de llegar, bienvenido a este apasionante mundo, y si ya conoces este secreto a voces, caminemos juntos en el aprendizaje.