viernes, julio 10, 2009

Agua y vida

Por suerte no es mas que un pasatiempo agradable. Por suerte no depende mi alimentación básica de lo que consiga arrancarle a la tierra. El agua, como siempre en verano, falla.

Necesito un estanque y agua de galería, pero la inversión para hacerlo es demasiado grande para mi bolsillo. Así podría olvidarme de la compañía que me vende agua desalada a precio de oro -y cuando le viene en gana-.

El agua fue, es y será la sangre de la tierra. (y como no propiedad privada).

Este invierno lloverá.

2 comentarios:

rotskull dijo...

Es una pena los problemas que tienes con el agua. Pero, mirando el lado positivo, como tu finca entre otras cosas es un "laboratorio de investigación", a largo plazo tus plantas evolucionarán y darán (generación a generación) simiente más resistente a la sequía. Es una de las muchas ventaja que tiene la agricultura ecológica, que al contrario que la agricultura industrial, es un sistema en constante cambio, evolución y desarrollo.

Luis dijo...

Cierto. En realidad estas cosas si no nos tumban nos crecen. Estoy planeando construir el estanque grande y olvidarme del agua de desaladora. Por el momento, ciertamente que las plantas se adaptan a la sequía. A veces da la impresión que algunas especies -por ejemplo de lechuga- se están convirtiendo en pequeñas "malas hierbas" y me pregunto si podrán sobrevivir sin riego por los alrededores... Cogollitos de secano jeje.

en fin. A ver si me fijo mas en las lluvias (como hacen en marruecos) para plantar. Este invierno va a caer agua. Lo dicen todas las pitas en flor.