jueves, diciembre 11, 2008

El compost: Su naturaleza, preparación y actuación - Las moscas

Una mosca pone aproximadamente 200 huevos, que con la tempreratura adecuada eclosionarán al cabo de un día. Mientras la larva acaba su ciclo vital en una semana, la etapa de pupa dura solo 2 o 3 días, al cabo de la cual emerge la mosca adulta. Según Siverly y School (1955) 28 litros de basura expuestos a moscas ponedoras producen 70.000 moscas.

En las masas putrefactas de basura, estiércol y otros residuos húmedos o mojados, crían las moscas y otros insectos. En las comunidades de organismos en que no se amontonan animales ni hombres, moscas de varias clases quitan de en medio los excrementos y otros residuos, y preparan la etapa aeróbica de la descomposición, como puede verse en los excrementos de vaca de los pastos. Con las concentraciones de desperdicios en putrefacción, se vuelven un incordio y un peligro para la salud, aunque solo estén haciendo el trabajo para el que fueron diseñadas.

Cuando la putrefacción se vuelve aeróbica (es decir, descomposición) ninguna o muy pocas moscas se crian en el estiercol u otros desperdicios. Las masas en putrefacción despiden sustancias olorosas como amoniaco, sulfhídrico, indol, escatol y mercaptano, que atraen a las moscas. Pruebas aún incompletas indican que los montones de compost hechos a partir de estíercol, sufren una sola inoculación de huevos durante un periodo de tiempo limitado. Cuando se acaba el ciclo, los insectos abandonan el monton. Esta claro que los pequeños barrizales de alrededor de los montones criarán moscas, igual que la suciedad que queda alrededor, esquinas, etc. Con la aerobiosis y el cuidado correcto de las áreas de la descomposición, se resolveran los problemas de las moscas, y a la vez de los roedores.

En un artículo aparecido en el "Californa Agriculture" de octubre de 1965 sobre la resistencia de la mosca casera a los insecticidas, se decía: "La resistencia a los nuevos compuestos parece desarrollarse aún mas rápidamente cuando las moscas ya son resistentes a un compuesto usado antes. Los métodos de todos conocidos para el control de las moscas, que abarcan el buen tratamiento del estiercol y la salubridad general de la granja, siguen siendo ecenciales para disminuir la necesidad de aplicar con frecuencia los insecticidas, y con ello retrasar el desarrollo de la resistencia".

Desde luego, existen negocios ganaderos en lugares cerrados que dificilmente pueden satisfacer estas condiciones. En este laboratorio hemos desarrollado una fórmula (el XPM) que controla el olor a amoniaco y mejora la descomposición del estiercol húmedo antes de tratarlo; este material lo esta probando la División del Servicio Edafológico y las primeras conclusiones indican que impide la puesta en los desperdicios tratados.

ALWIN SEIFERT: "Agricultura sin venenos o el nuevo arte de hacer compost" Primera edición Biederstein Verlag, Munich, 1971. Colección "Los Libros de Integral", nº 12. Oasis, S.L., 1988. Barcelona. Páginas 164-165.