lunes, junio 16, 2008

Huerto y frutales caseros

Hace un tiempo podamos tardíamente una parra que se encontraba abandonada sobre una típica latada o pérgola. Las parras son agradecidas a una tijera certera y pudimos ver como florecían. Ahora -y mira que estamos en junio pero debido al extraño frío que hace todo cambia- están madurando, y vemos salir los tonos tintos de esta uva. Hemos plantado otra parra nueva para completar en unos años la estructura.

El naranjo tampoco se ha resistido a la tijera y esta dando frutos aún por madurar. Pimentera y calabacines aquí se dan bastante mejor que nuestra experiencia en el terreno.

1 comentario:

Bambee dijo...

We must protect the environment from destruction.