jueves, mayo 15, 2008

Parras en bandama

Van creciendo las parras de manera aceptable. Pero no pude evitar que la propiedad retire los restos de la poda -que actúan a modo de cubierto-, las "malas hierbas" son eliminadas sistemáticamente -con la perdida de la labor de aireación de la tierra que realizan cada año, implicando esto la consecuente merma de retención de agua del terreno y contenido de materia orgánica total. Pese a todo esto, las plantas son fuertes. Algunos racimos han sucumbido al hongo que antaño hacía estragos. En mi opinión es achacable a lo anteriormente mencionado y a mi desidia en tratamientos preventivos. La próxima semana las fumigaré con ortiga, lo que les da un vigor especial.

Espero que algún día nos quitemos la absurda manía de "barrer" los pies de arboles y plantas. Y comprendamos -en toda su plenitud- la importancia de trabajar a favor de los fenómenos de la naturaleza y no en su contra. Nos va la supervivencia en ello.

2 comentarios:

Begoña dijo...

Llegué anoche aquí por azar. Lo poco que he visto del blog me parece muy interesante. ¿Tengo tu permiso para ponerle un enlace?

Luis dijo...

por supuesto!
un saludo