jueves, abril 24, 2008

Agua para riego.

El agua que antes venía del barranco ahora la saco de las tuberías con presión que emalsa me suministra, bajando por la acequia hasta nuestro pequeño estanque.

Decidí abrir la llave hasta el final -en veces anteriores la deje a medio abrir-. El resultado: Se llenó en menos de lo que tarde en abrir y cerrar la llave. Dejo una foto del estanque posible. En fin, los matos de alrededor del estanque lo van a agradecer. Quizas deberia plantar allí algo de temporada para aprovechar las "crecidas", ya sean naturales o como en este caso, provocadas. Las ranas estarán contentas.