sábado, febrero 23, 2008

Papaya

La papaya es una especie de árbol tropical de raíces superficiales -mi primera gran sorpresa sobre la capacidad de regeneración vegetal mediante aportación de compost "a pie de planta" fue sin duda la papaya- que es capaz de absorber rápidamente nutrientes, razón la cual también la hace relativamente delicada. El árbol que vemos en las imágenes comienza de nuevo a madurar tras un pequeño periodo de parón vegetativo.

Junto a este árbol crecía otro que este año murió sin previo aviso. He leido que las papayas para producción comercial tan solo dan frutos durante dos o tres años para sustituirlas posteriormente por plantas nuevas. Los frutos a veces son atacados por algún hongo y arañas que gustan de instalarse. Yo los molesto de vez en cuando con los tratamientos a base de plantas que conocemos.

La papaya en principio no se poda, salvando los "hijos" -ver imagen inferior- que se retiran como si fueran chupones. He visto por ahí algunas papayas "desmochadas", es decir, cortado su tronco central en la zona de crecimiento, y configuradas a modo de "vaso" con tres o mas hijos que fructifican con los años. Otras, abandonadas, pueden llegar a medir 4 y 5 metros.

El liquido blanco que brota al golpear los frutos o rallar el tronco parece ser ha sido utilizado para quemar y cicatrizar verrugas y heridas en la pies.

No hay comentarios: