martes, noviembre 20, 2007

Una valla para el huerto

Para plantar en cualquier época del año y no despertarse una mañana y comprobar que ha desaparecido toda una linea de nuestras plantitas mas jóvenes, es necesario vallar alrededor de la zona de cultivo. Es posible vallar todo el terreno, pero personalmente considero que los conejos necesitan algún sitio donde "buscarse las habichuelas". Por eso hacemos las vallas pequeñas e individuales. Una mas grande lógicamente compensaría mas el esfuerzo, pero estamos experimentando y la medida del bancal no deja de ser la mínima. Cuando el hambre apriete los conejos intentarán entrar a toda costa. Esta vez hemos implementado además de la clásica malla de gallinero unos postes de esquina hechos con palés, hincados en el suelo y con piedras en el perimetro de toda la malla. Aquí dejo imágenes del proceso.