viernes, noviembre 09, 2007

Once reglas para hacer un buen compost

1. No enterrar nunca el material en un hoyo, pues no recibe aire y sin aire se produce putrefacción y hedor.

2. No utilizar jamas un recipiente cerrado por todos los lados pues impediría su ventilación.

3. No hacer nunca el compost sobre una base pavimentada de piedra, hormigón, etc. Necesita estar en contacto con la tierra, con los seres vivos de la tierra.

4. Poner material basto hasta unos 20 cm de altura, como primera capa sobre el suelo. Colocar después encima un material mas fino. Si se añade césped, que sea muy desmenuzado y marchito. Cuidado ¡hay peligro de putrefacción!

5. Espolvorear tierra de huerta, compost, o algas para acelerar la descomposición. Esparcirla sobre las capas separadas, o mezclarla entre ellas. ¡Cuidado con la cal! ¡Mata a todos los seres vivos del copost! Hacerlo lentamente.

6. Los desperdicios de cocina se cubren siempre con tierra o con rocas en polvo.

7. Evitar la desecación total. Los microorganismos necesitan humedad.

8. Procurar que el montón no este demasiado húmedo, pues faltaría aire y la masa desprendería mal olor al pudrirse.

9. Las cascaras de cebolla, los restos de cebollinos y los posos de té y café son ideales para alimentar a las lombrices de tierra.

10. Mediante la mezcla de partes verdes, leñosas y estiércoles puede lograrse una proporción adecuada de carbono-nitrógeno (C/N). La ideal es 25-35:1.

11. Cubrir el montón con hojas, paja, heno, sacos de yute u otros, para lograr fomentar el desarrollo de calor y evitar la pérdida de nitrógeno.

Texto extraido del curso PARA TODOS. Curso 2004/2005. U.L.P.G.C. y escrito por: Ángeles Marrero Rodríguez

Enlaces:
http://www.aulas.ulpgc.es
http://www.jaira.com

Compostaje según infoagro.com