domingo, noviembre 18, 2007

Bancal de lechuga, tomate y cogollos

Así marcha nuestro bancal con una linea de lechuga rizada (en la isla le laman escarola, he oído hablar de iceberg también...), otra de tomate y una de cogollos de tudela. Cuando las trasplantamos del semillero al bancal fueron atacadas por pulgón y mosca blanca. Las condiciones meteorológicas de este otoño de 2007, de calor y humedad, han favorecido estos ataques, aparte de las clásicas lagartas que podemos recoger al amanecer y al atardecer, y que devoran plantitas enteras si son pequeñas y hacen agujeros en hojas si son grandes. El mejor método que conozco es la eliminación digital selectiva e inteligente. (es decir, con los dedos y mirando las escachamos y dejamos el "cadáver" a pie de planta, a modo de advertencia a las demás lagartas. Esto, con los caracoles funciona muy bien) Resistimos exclusivamente con el macerado de ortigas que recogí el año pasado, pulverizado durante tres lunes consecutivos a todo el huerto, especial mente a las plantas atacadas y la tierra de los bancales, y ahora que empieza a refrescar las plantitas van alcanzando su fase de producción.