viernes, septiembre 07, 2007

...verano, otoño...

El verano llega a su fin. Ha sido como siempre tiempo de trabajo duro. En estas fechas el horario habitual se ve aplastado por el sol, obligando a levantarse tempranito y trabajar con la fresca de la mañana y en las ultimas horas del día. Para mediodía se recomiendan actividades de interior y si es posible en la cueva.

Hemos trabajado mucho con el fin de obtener agua suficiente para poder regar. Hoy riego las plantas a razón de 1 minuto al amanecer y 2 minutos al anochecer, eso sí, diariamente. Crecen más lentamente, y se resienten del estrés hídrico siendo más fácilmente atacables por bichos. Pero resisten.

Ando enfrascado en la construcción de un pequeño estanque. Pronto pongo las fotos… Agua por gravedad, como toda la vida.

No hay comentarios: