domingo, diciembre 10, 2006

El ciclo de la Tierra

EL CICLO DE LA TIERRA

La tierra es nuestro soporte, nuestra madre. No devolver los residuos orgánicos a la tierra es un suicidio colectivo a corto plazo. No es difícil, ni complicado. Es algo que nuestros abuelos han hecho toda su vida, y así hasta remontar los tiempos inmemorables. Y la verdad las consecuencias a escala de cada individuo de esta pequeña acción (sacar la basura) parecen insignificantes pero si consideramos la masa de individuos que somos, es ya a tudas luces un problema.

Hoy olvidamos este sencillo comportamiento cotidiano, sin saber la gran importancia que reside en ese gesto. Nos engañan y atemorizan con plagas y venenos, nos dan verduras que no tienen sabor aunque parezcan hermosas y brillantes. Quieren vender la vida de la tierra en semillas que son estériles, que compras cada año. El monocultivo quiere matar la biodiversidad.

Cualquier tierra estéril que trabajemos con paciencia, añadiendo compost y materia orgánica descompuesta aeróbicamente poco a poco y año tras año, puede convertirse en un vergel. Toda esa energía que la tierra pide se la podemos suministrar con relativa facilidad. La naturaleza es diversidad. Y no deja de sorprenderme la capacidad de regeneración de suelo que tiene este proceso. Solo es necesario cambiar de actitud, y devolver aquello que se nos da.

En algún momento la humanidad pensó que limpio es muerto (y es cierto que hay limpieza en la destrucción...). No nos equivoquemos: Limpio (si es muerto) significa espacio para la nueva vida. Y como es una "tabula rasa" lógicamente implica una posteriores "plaga" hasta reequilibrar el medio. En vez de aprender de la complejidad y diversidad quisimos simplificarlo todo. Y simple fue el resultado. Debemos volver a escuchar a la Naturaleza. Nos va la vida en ello.





No hay comentarios: